"El no poder estar con la gente es muy duro pero tenemos que adaptarnos"







Paul Pogba, Karim Benzema, Paulo Dybala, Cristiano Ronaldo, David Beckham y Jose Mourinho en el banquillo. El equipo de fútbol 5 agolpa metal, prestigio, talento, habilidad y carácter. Pero no, este no es ningún dream team, podría ser la lista de temas de una mixtape de Afrojuice 195 si juntaran todos sus temas dedicados al mundo del fútbol. Todo, en el corazón de LaLiga, una de sus colaboraciones más sonadas.



Afrojuice 195 está compuesto por Beronique, Luis, Daniel, Cristian y Dominique. "Jóvenes negros de ascendencia africana", como se describen en su web que han abierto el camino del Afrotrap en España. Algo natural para ellos, algo inesperado para la escena estatal que no esperaba su irrupción. Como aquella chilena de Rivaldo, tan fácil para él, tan inesperado para los demás.


Varios de sus integrantes están confinados en Fuenlabrada, al sur de Madrid. El coronavirus les ha dejado sin canchas, sin fútbol, sin poder echar una 'Freeway' en el parque, pero no sin música. "Estamos aprovechando ahora que está parado para tener más creatividad sin tanta presión. Sin ese movimiento de todos los días", asegura Beronique. Esta pandemia les ha 'reventado' los directos. "No hablar de caprichos de que no podemos cantar. Eso no es lo importante ahora. Cuando acabe todo esto, volveremos pero las cosas van a cambiar mucho. Nuestro fuerte son los conciertos y es durísimo no poder hacer festivales, en discotecas... El no poder estar con la gente es muy duro pero tenemos claro que tenemos que adaptarnos", reconocen.


Taylor Chris es el que más de cerca lo está viviendo. Ha pasado del escenario al hospital. Auxiliar de formación, se puso a ejercer cuando llegó la emergencia. "Me viene bien para crear y encima, si ayudas a la gente. Estoy en contacto con ellos y mi música se nutre de eso", explica. "Tendría que haber más iniciativas solidarias que eventos de marcas, que está guay, pero, tendría que haber cosas así", añaden sobre todas esas cadenas de alimentos de los barrios. "Todos van necesitar ayuda. O nos ayudamos todos o no salimos adelante..."


En la conversación sale la iniciativa de los Dragones de Lavapiés, que se han implicado con el barrio que les acoge para formar un punto de solidaridad con la gente más necesitada. Precisamente, ese fútbol base consideran que puede ayudar a la gente, "a los chavales" a poner los pies en la tierra. "Hay muchas figuras que son famosas y no aportan nada bueno. Personajes que no son nada". Algo que ven capaces de cubrir al deporte y que ellos intentan evitar como 'famosos'. Desde su posición de relevancia, ya asumida, Afrojuice 195 si quiere aportar. “Nosotros hemos sido los jóvenes de una residencia infantil. Hemos estado en una situación mala y nos gusta interesarnos por ellos. Cuando tu sufres y eres capaz de sacar algo de ahí, es increíble. Hay que ayudarles y enfocarse en ellos. Educar y apoyarles. Darles amor y que se sientan respetados.”


Esos chicos les siguen por las redes sociales que, curiosamente, aunque las les dan 'vida', no son poco críticos con ellas. Sus canciones suenan en Instagram, generan RTs o interacciones... con los propios protagonistas. Ese 'postureo' es útil para su música y saben hasta donde llega pero a algún futbolista joven le pierde el highlight, el like y recuerdan a Nazario como ejemplo. "Decía Ronaldo que llegó solo a Holanda y no tenía nada que hacer por las tardes y que se ponía a entrenar y eso le ayudó a ser mejor. Antes se centraban más en jugar. Ahora, quieren ser Beckham todos y solo hay uno", afirman. “¿Cuando apareció Instagram? Nos lo meten y nos lo comemos. No nos damos cuenta. Que consumimos, por qué lo consumimos, a quién le damos ese beneficio...”, se preguntan y no les cuesta reconocer que si hay que volver a trabajar “de lo que sea”, se volverá. “La música siempre estará ahí”, explican.


Toca hablar de música y dentro del grupo hay discrepancia sobre el afrotrap y en general, sobre muchas cosas. “Tenemos muchos debates” reconocen. “Es la cultura de aquí pero la de mis abuelos también” afirman, pero “¿Cuantos latinos inmigrantes nacidos en España hacen reggaeton? En Francia ya van por la séptima generación de inmigrantes. Es distinto. Aquí está en proceso aún. De ahí saldrán vertientes que pueden ser impresionantes”, añaden.


Para ellos, su gran momento aún no ha llegado pero reconocen que ya ‘flipan’ con algunas cosas que les pasan. “Cuando íbamos a grabar el video de Dybala convocamos y vino un montón de gente y flipamos”, dicen. Su comunidad defienden no quiere el ‘selfie’, que hay algo más. Una relación especial. “Esos niños querían jugar al fútbol con nosotros y no podíamos. Querían disfrutar con nosotros”, dicen. Así, han llegado a organizar torneos de fútbol solo para probarse sobre la cancha y disfrutar con ellos. “Ves a gente que es muy buena y así no jugamos siempre contra los mismos. La calle no es dar problemas en tu casa… puedes hacer cosas muy productivas”, explican.​



De estar con la calle, a ‘subir a Primera’

LaLiga cambió de balón pasando de Nike a Puma y la marca alemana pensó en qué mejor que los Afrojuice para llegar a ‘Primera’. El fútbol ya estaba ahí, la relación era evidente. “Lo de El Corazón de LaLiga lo habríamos hecho gratis. Flipamos. Estuvimos con Umtiti, con Mendieta, con Morientes, con Nolito, Bartra, Cazorla… “, explican. Para unos obsesos del fútbol, como servidor que escribe, fue un día especial.


Sin llegar a la treintena, el Madrid de los galácticos marcó el fútbol de su infancia con Zinedine Zidane como gran estandarte. A Beronique, que reconoce estar algo más desconectada del balón con ellos, le impresionó el gol de Iniesta. “Chillaban que flipas. Fue increíble. Tenía los pelos de punta y eso que a mí me daba igual. Aquí siempre la lían con el fútbol y yo ya voy reseteando”, explica entre risas.


Así llegamos a la pregunta del millón, ¿por qué hacer canciones sobre esos futbolistas en concreto y no otros? “Cuando tu eres pequeño y vas a la cancha, siempre te pedías alguno. Esto tiene algo de aquello. Hoy me siento Benzema y le hago un tema. Dybala me transmite chulería, Mourinho otros valores. Nos identificamos y lo hacemos. Es algo inocente, es un juego”, añade. “Son polémicos porque son reales. No les gusta la gente correcta. La gente que si le sale decir algo, lo dicen. Messi es un gran jugador pero no tiene eso. Messi es un deportista, Diego es una figura”, sentencian el debate. Para hacer un tema con un futbolista se quedan con Maradona. “Son las risas aseguradas en el estudio. Iba a salir un temazo. Ese es el fútbol. Vivir con la incertidumbre de si va a venir o no al estudio… Diego jugaba como cuando no tenía nada. Como en la cancha”, añaden entre risas.


El racismo, tan desgraciadamente de actualidad en el fútbol y en la sociedad sale en la conversación y paran. Ven algo de interés ajeno en un problema solucionable. “Se viraliza un problema y te afecta más. Esto ya pasaba hace 15 años y a Eto’o por ejemplo le ponían fino. Ahora se ha querido viralizar. No hay que enseñarlo para quedar bien. No, que se acabe con ello y punto. Ahora, todo lo que se puede viralizar interesa. Lo que no se puede grabar… Parece que el racismo existe desde hace dos años”.


A pesar de obstáculos, la música seguirá siendo para Afrojuice lo más importante con hueco, siempre, para el fútbol y lo más importante ser artista, persona y nosotros. Ese estilo especial, distinto y que sale de la calle. “Lo bonito está en los barrios” y en el fútbol y la música que sale de ellos.